Gabinete de logopedia en Ciudad Real. Logopeda Silvia Royo.

CUIDADOS DE LA VOZ EN EL DOCENTE

Estimado docente, ¿…tienes conciencia de que formas parte del colectivo de PROFESIONALES DE LA VOZ?

Cuando hablamos de “profesional de la voz” nos referimos a cualquier persona que utilice la voz como herramienta y medio principal de su desempeño laboral. Podemos incluir aquí a oficios tales como: cantantes, actores, locutores, oradores, vendedores… y por supuesto, los docentes.

A vosotros es a quien queremos dirigirnos en el día de hoy el equipo que integramos C.I.A.L.E. (Centro Integrado de Aprendizaje, Lenguaje y Estimulación),  para facilitaros una serie de medidas de HIGIENE VOCAL, que os ayuden a mantener vuestra “herramienta de trabajo” en el mejor estado de salud posible, de manera que podáis realizar vuestras funciones de la manera más cómoda y eficaz posible.

Estas son algunas de nuestras recomendaciones:

  • Mantener una buena hidratación corporal. Beber entre 1.5 y 2 l. de agua al día.
  • Respetar las horas de descanso para minimizar el abuso vocal.
  • Dormir una media de 7 a 8 horas cada día, o evitar al menos los excesos vocales en situaciones de poco descanso. Evitar esfuerzos importantes de voz en estados de fatiga física.
  • Procurar evitar los cambios bruscos de temperatura porque pueden alterar el estado de la mucosa laríngea. Utilizar una bufanda o pañuelo cuando vaya en moto o bicleta o bien por la mañana si se desplaza a pie.
  • Procurar reducir las conversaciones en ambiente demasiado ruidosos. Evitar los gritos en el aula como vehículo para hacerse escuchar.
  • Cuando tenga que hablar a baja intensidad, no utilizar la voz susurrada. Mejor hablar con el máximo de aire que se pueda, siempre con voz; o no hablar.
  • No hablar mientras realizamos esfuerzos físicos.
  • Reducir el consumo de alcohol, café, tabaco.  En su defecto, beber bastante agua después de la ingesta de productos que lleven cafeína.
  • Evitar las bebidas a temperaturas extremas: ni demasiado frías, ni demasiado calientes.
  • Evitar el consumo de alimentos que propician el reflujo, sobre todo antes de ir a dormir (picantes, frutas ácidas, tomates, fritos, té, café, chocolate y el exceso de ingesta) además de la leche. Procurar comer 2-3 horas antes de ir a dormir.
  • Reforzar la mucosa y el sistema inmunológico en general (homeopatía, oligoelementos, vitaminas, pròpolis, ecquinàcea, gargarismos, expectorantes y antisépticos, duchas con bastante vapor, etc.) para proteger las vías respiratorias y mantenerlas hidratadas.
  • Evitar el consumo de caramelos de mentol y eucaliptus, puesto que resecan las mucosas.
  • Adquirir una buena técnica vocal para prevenir y miniminizar la aparición de molestias en el aparato laríngeo.

En próximos artículos profundizaremos sobre estos temas para facilitaros más recursos y herramientas que puedan serviros de ayuda.

Para cualquier consulta podéis dirigiros a nosotros mediante nuestro correo electrónico o en nuestro mismo centro, donde estaremos encantadas de atenderos y resolver vuestras dudas.

 

Responder