Gabinete de logopedia en Ciudad Real. Logopeda Silvia Royo.

¿Cuándo ir al Logopeda?

¿En qué situaciones sería conveniente hacer una consulta a un/una logopeda?

Siempre que los padres, el/la pediatra o profesor/a lo encuentren conveniente, ya que son los primeros observadores directos del niño/a.

Existen muchos indicadores y síntomas a tener en cuenta, entre ellos podemos nombrar:
– Que no se comprenda cuando habla el niño/a.
– Que con frecuencia el/la niño/a “se coma sonidos”, o que agregue otros sonidos.
– Que respire con la boca abierta.
– Que tenga dificultades para pronunciar algún sonido.
– Que se encuentre afónico con frecuencia.
– Que manifieste que no escucha bien.
– Que no discrimina ruidos de sonidos.
– Que no hable o hable muy poco.
– Que presente cambio muy drásticos en la voz.
– Que presenta alteraciones físicas, por ejemplo: Parálisis cerebral, espina bífida, etc.
– Que presenta alteraciones sensoriales.
– Que presenta retraso general en el desarrollo y el lenguaje.
– Que se descentra con facilidad ante cualquier situación de la vida diaria.
– Que no logra seguir consignas lingüísticas simples.
– Que presente dificultades a la hora de escribir o leer correctamente.

¿Cómo pueden ayudar los padres en nuestra intervención?

– Cultivando la comunicación con su hijo/a en un amplio sentido de la palabra.
– No utilizar disminutivos cuando hablan con el niño/a.
– Escuchar atentamente todas las aportaciones, tanto gestuales como verbales que el niño/a exprese.
– Potenciar y reforzar la riqueza de vocabulario del niño/a, ofreciéndoles variedad de ejemplos y diferentes contextos en donde incluir el inventario de palabras.
– Promover situaciones en los que el niño/a se comunique con más miembros de su familia y si es posible, con toda la gente que le circunda.
– No imitarlo cuando habla, ni tampoco deformar sus palabras.
– Hacer de las situaciones cotidianas (la comida, el baño, la vestimenta, etc) momentos de aprendizaje.
– No llevarlos a situaciones de stress ante la insistente repetición de fonemas.
– Estimular los progresos con efusividad. Aplaudir sus logros.

Responder