Gabinete de logopedia en Ciudad Real. Logopeda Silvia Royo.

LA IMPORTANCIA DE LA INTERVENCIÓN TEMPRANA EN LAS DIFICULTADES DEL LENGUAJE

 

El dominio del lenguaje, aunque se adquiere de forma natural y espontánea, es un proceso muy complejo, que requiere de múltiples funciones y sistemas que intervienen en la aparición del lenguaje, cualquier alteración que se produzca en alguna de ellas, puede suponer una dificultad o trastorno en su desarrollo. Los problemas en el lenguaje son algo común en la infancia y podemos decir que se dan formando un continuo que iría, desde problemas más sencillos, como la pronunciación, hasta problemas más serios, como la falta de interés por comunicarse, que el niño no comprenda lo que se le dice o que construya las frases de forma anormal.  Sea cual sea la dificultad, es importante detectarla precozmente para comenzar la intervención lo antes posible y evitar mayores dificultades que pueden extenderse a nivel social, educativo, familiar…

La intervención temprana es fundamental para obtener buenos resultados. Los niños que reciben terapia del lenguaje de forma temprana (antes de los 3 años de edad) tienden a tener mejores resultados que aquellos que la comienzan más tarde. Esto no significa que los niños más mayores no se beneficien de la terapia, sino que lo harán probablemente a un ritmo más lento, debido a que ya han aprendido patrones erróneos o distorsionados que habrá que cambiar.

Por ello, algunos consejos que se pueden seguir para estimular el desarrollo del lenguaje del niño desde los primeros meses de vida son:

  • Motivar a emitir vocalizaciones e imitar los sonidos producidos por los adultos y las cosas que le rodeen.
  • Cuando el niño no se exprese correctamente no interrumpirle o corregirle, reaccionar simplemente como si fuéramos un eco, pronunciando lenta y claramente.
  • Aprovechar cualquier ocasión (como las tareas de la casa, la observación de las prendas de vestir en el armario, los muebles de una habitación, o los colores) para proporcionar mensajes claros y breves.
  • Para aumentar su vocabulario, se le presentarán objetos y se le indicará su nombre. A la vez que se le explica para qué sirve, que color tiene, la forma, sus características. En definitiva, hacerle observar todo lo que tiene a su alrededor.
  • Es muy motivante para el niño, contarle cuentos cortos, en los que intervengan animales, y ellos puedan participar haciendo ruidos, bailes, gestos, etc., luego se le harán una serie de preguntas sencillas sobre el contenido
  • Con apoyo visual de libros o fotografías, estimular una conversación a través del dibujo que aparezca.
Responder